Algo va a salir mal

Le decían Bicho. Le decían así porque era chico y no pasaba del metro sesenta. Tenía la cara llena de erupciones propias de la edad y  una de esas voces  que rozaban la femineidad, aguda como el aguijón de un bicho. No le podían decir de otra forma. Y ese día estaba seguro de que…

San Sebastián

Las vacaciones en Parral partían, alegremente, con mi papá manejando mientras escuchábamos a todo chancho las radios rurales que mi mamá se encargaba de sintonizar mientras avanzábamos por la carretera. Con mi hermana, en los asientos de atrás, nos sacábamos las zapatillas, comíamos Super8 y tomábamos Kem Piña. Por el contrario, las vacaciones siempre terminaban…

Trucos de magia

Un sábado de noviembre, Daniela dejó inconcluso uno de los capítulos de su tesis de Magíster en Literatura y prefirió salir a juntarse con sus amigos de la Universidad, quienes arrendaban hace poco un departamento compartido en Ñuñoa. A sus 25 años ya había logrado gran parte de las aspiraciones que cualquier mujer de su…

Pasillos rojizos / La partida

Pasillos rojizos   Cicatriza mi sueño desnudo que vibra por los pasillos rojizos atestado de angustias y desvelos. El cráneo se unce en un grito desmantelado que rompe las ataduras. Entonces observo a aquella mujer estática… su padre se voló los sesos y no hace más que recordar los trozos en el suelo. El tiempo…

Herencia del insomne

Herencia del insomne XXL   Nunca imaginaron que un astrónomo sería su padrino de bodas.   O que ella sería una estrella vista desde la fosa de agosto.   Al astrónomo le gustaban las camisas cuadrille.   A la pareja le gustaba convertirse en luz que mordía el cielo.   Pasó el tiempo, se separaron….

Piel terciopelo

***   Cecilia Beltrami, alias Ninfa María, nace en Santiago en 1985. Se formó como psicóloga en la Pontificia Universidad Católica, fluyendo sus intereses por artes como la escritura, la fotografía y la performance. En el año 2017 fue seleccionada para formar parte de la XVII versión del concurso Santiago en 100 palabras. Este año se posiciona dentro…

De piedra

Llegué allí por casualidad. Entré al almacén a comprar cigarros y ahí estaba pegado en la pared: “SE ARIENDA PIESA A HOMBRE SOLO O MUJER SOLA. PRESIO COMBERSABLE. LLAMAR AL…”. Soy un hombre solo. Llamé. Conversamos. Me quedé. La casera era una anciana de pelo blanco, de unos ciento cincuenta o doscientos años, delgada, arrugada,…

De ciertos problemas que aspiro con una gata

Concurrimos en una esquina la felina me lengüetea palabras de dominio coronillas de desprecio sazonado algodón suave de mi lengua     Ronronea en mi nuca y la espiral del tiempo se disemina atrapado en pantallas amores/binarios fantasmáticos mentirosos     yo la veré hurgando basureros la alimentaré cuando me sea cómodo cuando me sienta…

Mi rozen maiden

A la Susana la conocí almorzando algo chancho con la Cata, en las faldas del Santa Lucía. Ella estaba semi desnuda entre unas enredaderas. En ese entonces se llamaba Barbie y parecía escapar de una vida burguesa llena de fiestas decadentes. La sentamos con nosotras para compartir un pito a modo de sobremesa. No hablaba…