La diferencia entre tono y estado de ánimo al escribir

El estado de ánimo y el tono son elementos esenciales de cualquier trabajo escrito.

Ambos provienen de la mente del autor, pero también están influenciados por la del lector.

Ambos influyen en la experiencia del lector. Ambos hacen que una historia sea más conmovedora y memorable.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre el estado de ánimo y el tono?

Generalmente hablando, uno se usa para crear el otro.

Pero vamos más allá para mostrar ejemplos de ambos tono y estado de ánimo en contexto.

El objetivo aquí es ayudarlo a aprovechar al máximo ambos.

Tono frente a estado de ánimo: 4 diferencias clave

La tono de una historia es el sentimiento que ha creado un autor. Un lector puede analizar el tono buscando palabras específicas que describan los sentimientos de un autor.

diferencia entre el estado de ánimo y el tono

Al igual que en una conversación o un discurso, el tono puede cambiar drásticamente el significado de una historia. Tone también puede ofrecer información sobre las opiniones o experiencias personales del autor.

La estado animico de una historia es la sensación que tiene el lector. El humor no puede ser escrito en piedra por un autor. Ciertas opciones de palabras y escenarios pueden mejorar el estado de ánimo, pero cada lector puede tener un sentimiento diferente sobre la historia.

Si bien el estado de ánimo está relacionado con el tono, es más variable. Su libro tiene un autor (probablemente) pero muchos lectores, cada uno con su propia perspectiva y creencias personales.

Cada escena puede configurarse con un tono, pero la interpretación de un lector puede cambiar el estado de ánimo considerablemente. Una historia ambientada en las montañas puede traer una sensación de paz a un lector que ama escalar y hacer senderismo.

De la misma manera, puede traer ansiedad o presentimiento a un lector que tiene miedo a las alturas.

Estado de ánimo contra tono: un desglose de las diferencias:

  1. El tono es el sentimiento que transmite un autor en una historia. El estado de ánimo es la sensación que tiene un lector.
  2. Tone puede ofrecer información sobre las opiniones y experiencias de un autor. El estado de ánimo puede proporcionar información sobre las opiniones y experiencias de un lector.
  3. El tono es algo que un autor puede transmitir con claridad. El estado de ánimo depende de los sentimientos del lector hacia una pieza. Un autor puede influir en el estado de ánimo, pero no puede controlarlo directamente.
  4. El tono ocurre cuando un autor ‘cuenta’. El estado de ánimo se produce cuando un autor «se muestra».

¿Cuáles son ejemplos de humor y tono?

Para aclarar esto, veamos algunos ejemplos de tono y estado de ánimo.

Ejemplos de tono en la literatura

Ejemplo 1: la web de Charlotte por EB White:

“Pero me siento en paz. Su éxito en el ring esta mañana fue, en pequeña medida, mi éxito. Tu futuro está asegurado. Vivirás, seguro y a salvo, Wilbur. Nada puede hacerte daño ahora «.

Aunque el estado de ánimo de esta escena puede ser triste, el tono es pacífico. Un lector puede sentirse melancólico mientras lee, pero el autor transmite un mensaje de paz y aceptación.

Ejemplo n. ° 2: «El corazón delator» de Edgar Allen Poe

“Era un sonido bajo, sordo y rápido, muy parecido al que hace un reloj cuando está envuelto en algodón. Jadeé por respirar, pero los oficiales no lo oyeron. Hablé más rápido, con más vehemencia, pero el ruido aumentó constantemente «.

El tono es ansioso, culpable y loco. El autor transmite esto mediante el uso de muchos adjetivos en un estilo de escritura de ritmo rápido.

Ejemplo # 3: Un cuento sobre dos ciudades por Charles Dickens

“Una niebla húmeda e intensamente fría, se abrió paso lentamente a través del aire en ondas que se seguían y se extendían visiblemente unas a otras, como lo harían las olas de un mar malsano”.

Mediante el uso de adjetivos negativos, el autor transmite un tono ominoso y de suspenso.

Ejemplos de humor en la literatura

Ejemplo n. ° 1: «El cuervo» de Edgar Allen Poe

«En lo profundo de esa oscuridad, mirando, estuve mucho tiempo allí, preguntándome, temiendo, / dudando, soñando sueños que ningún mortal se había atrevido a soñar antes».

La información limitada en este poema puede traer al lector un sentimiento de misterio y curiosidad.

Ejemplo # 2: papeles de Pickwick por Charles Dickens

«El río, que refleja el azul claro del cielo, brillaba y centelleaba mientras fluía silenciosamente».

El lector puede sentir una sensación de paz y calma al leer este pasaje.

Ejemplo # 3: Matadero cinco por Kurt Vonnegut

“Todo el tiempo es todo el tiempo. No cambia. No se presta a advertencias ni explicaciones. Simplemente lo es. Tómelo momento a momento, y encontrará que todos somos, como he dicho antes, bichos en ámbar «.

diferencia entre el estado de ánimo y el tono

El autor logra transmitir un tono indiferente, casi sin emociones. Aún así, es probable que los lectores se sientan melancólicos, deprimidos o incluso desesperados.

Los adjetivos son importantes tanto para el tono como para el estado de ánimo.

Ejemplos de palabras de tono:

  • Tranquilo
  • Curioso
  • Desesperado
  • Severo
  • Humilde
  • Íntimo
  • Objetivo
  • Justo
  • Sonoro
  • Caprichoso

Consulte esta publicación para obtener más ejemplos de palabras de tono.

Ejemplos de palabras de estado de ánimo:

  • Enfadado
  • aburrido
  • Seguro
  • Deprimido
  • Regocijado
  • Agradecido
  • Obsesionado
  • Indiferente
  • Alegre
  • Malhumorado

Consulte esta publicación para ver más ejemplos de palabras de estado de ánimo.

Establecer un estado de ánimo deseado / un estado de ánimo intencional

Cuando desee establecer un estado de ánimo específico, puede utilizar tanto palabras de tono como palabras de estado de ánimo para crearlo.

diferencia entre el estado de ánimo y el tono

Algunos ejemplos pueden hacer que esto sea más fácil de aplicar a su propia escritura.

Ejemplo # 1: Establecer un estado de ánimo ominoso

Aquí hay algunas palabras que puede usar para establecer el tono de una historia de misterio o terror:

  • Sombrío
  • Presentimiento
  • Oscuro
  • brumoso
  • Turbio
  • Picazón
  • Miedo

Ejemplo # 2: Establecer un estado de ánimo pacífico

Las siguientes palabras pueden ayudarlo a crear un estado de ánimo pacífico (posiblemente para un escenario de «calma antes de la tormenta»):

  • Tranquilo
  • Tranquilo
  • Somnoliento
  • Contenido
  • Sin problemas
  • Descansando
  • Liso

Ejemplo # 3: Establecer un estado de ánimo tenso o ansioso

Estas palabras pueden ayudarte a crear tensión en una escena:

  • Preocupado
  • Agitado
  • Áspero
  • Inestable
  • Ansioso
  • Estimulación
  • Dentado

Ejemplo # 4: Establecer un estado de ánimo romántico

¿Cuál de estos podrías usar para crear un ambiente romántico para una escena entre dos de tus personajes?

  • Mariposas
  • Bochornoso
  • Íntimo
  • Anticipando
  • Perfumado
  • Alumbrado por velas
  • Coqueta

Ejemplo # 5: Establecer un estado de ánimo triste o melancólico

Usa cualquiera de los siguientes para generar un estado de ánimo sombrío para uno o más de tus personajes:

  • Afligido
  • Disonante
  • Separado
  • Aislado
  • Entumecido
  • Dolor
  • Solo

Conclusión

Tanto el estado de ánimo como el tono juegan un papel esencial en el trasfondo y el escenario de la historia. Un autor puede usar adjetivos y giros de frases para transmitir ambos.

El estado de ánimo depende principalmente del lector, pero el autor puede usar ciertas palabras y frases para transmitir un estado de ánimo deseado.

Ambos elementos conforman la sensación de una pieza. Es esencial conocer la diferencia y la mejor manera de incorporar ambos en su escritura.

¿Cómo establecerá su estado de ánimo previsto para la historia que está escribiendo ahora?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario