El ayer

En el centro de la ciudad recordé el aroma a jazmín que emanaba del cabello de Noelia. Ella había sido mi verdadero amor, quizás la única mujer que en verdad me amó. En nuestros años escolares, me aproveché de su amor y bondad. Siempre pensé que era fea, quizás porque su cintura no era de…