Cómo creo que sobreviví al término de una relación semiabierta

Ya el titulo lo dice todo. Resumiré la historia de cómo nos conocimos. Aunque, pensándolo bien, es una buena historia, así que será un poco larga.

Hicimos match en Tinder hace cuatro años, jurando que iba hacer algo bien pasajero o un touch and go; ninguno tenía fe en la relación. Por eso mismo todo se dio muy rápido. Hablamos el 2 de septiembre del 2014 y dos días después nos juntamos en el HBH de Ñuñoa. Nos caímos muy bien, agarramos al toque, nos toqueteamos en la calle y fue todo muy excitante, pero decidimos dejarlo ahí. Al día siguiente nos juntamos en el Burguer que está al lado del líder por Irarrázaval. Nos comimos sus combos y cada uno tenía planes esa noche. Caminamos hasta Grecia, ya que él vive cerca, y yo debía tomar la 506 hacia Peñalolen.

Él, como un caballero, me acompañó hasta el paradero. Seguimos agarrando y vimos que venía una 506, él se despidió y empiezo a caminar, pero al minuto veo que se devuelve porque cachó que era una 508. Se quedó esperando a que llegara mi micro y mágicamente a ambos nos cancelaron nuestros carretes. Recordé que me iba a quedar sola en mi depa y se lo mencioné; 3, 2, 1… Bendita 508.

Ambos nos fuimos a mi depa y tiramos. ¿Muy rápido? Sí, todo se dio rápido esa semana. Se venía el 18 y ya teníamos planes. El 17 de septiembre fui al nacional con mi grupo de amigos y lo invité. Era la primera vez que mis amigos lo veían.

Por esas cosas de la vida dentro de mi grupo está mi ex. Fue raro, pero la pasamos bien. Tomamos mucho y nos fuimos a la casa de un amigo que vivía cerca de Grecia, por Peñalolen. Seguimos tomando y tipo 5 de la mañana, ya 18 de septiembre, nos vamos a la plaza del condominio y tiramos. Puta los weones calientes, lo admito. En fin, era un buen lugar y seguimos tirando. Ese año iba a salir de cuarto medio y estaba buscando acompañante para mi fiesta de graduación y quería ir con él. Semi empelota, le dije: “sé que es muy pronto, pero te gustaría…”.  El weón me interrumpe y dice que sí. Quede plop, porque él juraba que le estaba pidiendo pololeo, ya que su respuesta fue “si, es muy pronto, pero sí, quiero pololear contigo”. No sabía cómo reaccionar, pero fui sincera y le dije que estaba preguntando si quería ser mi pareja de graduación. Los dos, entre risas y caras de avergonzados por lo que acaba de pasar, supimos que sí queríamos ser pololos. Después de eso no me acuerdo mucho, pero sí me acuerdo de la caña.

Ya de día fuimos al inter y conocí a su hermana, a su futuro cuñado y la hermana del cuñado (fuimos muy rápidos, lo sé), y nos invitaron a su depa, ya que esa noche teníamos un carrete en la casa de un amigo de él (ahora que lo pienso no he dicho su nombre, pero digamos que se llama Iván). Al salir del depa de su hermana corremos de la mano porque se nos iba a pasar la micro, en ese momento Iván se ríe y me dice: “te amo”. Me paré en seco y sonriendo, porque escuché muy bien lo que dijo, pero aun así le pregunté: “¿qué dijiste?”. Con sus nervios y cara roja dijo: “nada, no dije nada”, y le respondí: “si te escuché y también te amo”. Fue muy tierno ese momento.

Antes de llegar al carrete, Iván me advierte que va a haber gente un poco “conocida” y que sea discreta. No caché en ese momento, pero me di cuenta al llegar. La polola del amigo de Ivan era la Renata Ruiz, la ex miss chile. De hecho, era la casa de ella; preciosa la casa culiá. Del carrete ya no quedaban muchas personas ya que llegamos tarde, pero después llegó el pintor chileno Guillermo Lorca. Siempre había escuchado de él y había visto sus pinturas (el pintó los retratos gigantes que están en Baquedano), pero no cache que era él cuando hablamos, no conocía su cara. Una vez que el weón se fue, Iván me dice su nombre y quede pa’ la cagá. Juré que era más viejo, pero todo lo contrario, es joven y todo un manjar (más adelante contaré otra historia con Guillermo Lorca).

Esa noche nos quedamos y, obviamente, tiramos, y a la mañana siguiente nos quedamos a ayudar y tuve la suerte de ver a la Renata en puro calzón (se me fue mencionar que soy bi). Ella justo se asomó cuando estábamos barriendo, le dije que nosotros nos encargábamos de la sala y de la cocina para que ella pudiera cambiarse. Ella se va y llega Iván, y lo primero que le dije fue: “te perdiste a la Rena en puro calzón”. Su cara mordiendo sus labios, supe que podía contarle que era bi, pero más adelante.

Para terminar esta parte de la historia de cómo todo sucedió tan rápido, ese mismo día en la tarde lo llevé a un asado familiar y todos lo conocieron. Mi papá y mis hermanos se enojaron porque no se lo esperaban. Obviamente en el camino tuvimos que inventar una historia creíble de cómo nos conocimos porque ni cagando íbamos a decir que nos conocimos por Tinder. Otro día contaré esa historia falsa.

Creo que, hasta el día de hoy, varios familiares creen en esa historia, menos mal no saben de la que dio inicio a nuestra relación abierta y de todas las historias que surgieron en estos cuatros años de pololeo… y de cómo todo se terminó. En teoría, son varias historias de cómo llegamos al descubrimiento superior energético de una pareja poliamorosa/complementaria supra consciente del amor libre. Tal vez ese sería un mejor título para esta larga historia, ¿o no?

Continuará…

Daniela Canessa Reyes

 

***

Sobre la autora:

Licenciada en Artes Visuales de la Universidad Diego Portales. Nacida en Santiago de Chile en 1994. En su etapa escolar se da cuenta de que está harta de las relaciones largas y que quiere ser libre. Por lo cual decide cambiarse de colegio y descargar tinder, que utiliza por 4 largos años. Conociendo a hombres y mujeres va descubriendo su orientación sexual y le suceden todo tipo de historias que tienen que ser contadas. Conociendo a Ian, con quien vive todas estas historias, juntos descubren un tipo de relación poco común entre las parejas chilenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s