Donnie Darko, ¿Teoría de los multiversos o psicosis?

Donnie Darko es un film del director Richard Kelly estrenado en el año 2001. La historia relata la vida de un joven de 16 años que vive en los suburbios de norte américa. Proveniente de una familia tradicional biparental con tres hijos, en donde Donnie es el segundo hijo del matrimonio. Se observa a simple vista que presenta rasgos esquizofrénicos psicóticos, con marcadas fases alucinatorias.

Para dar comienzo a esta interpretación, cabe advertir que la mirada de este análisis se ha realizado desde un punto de vista retrospectivo. El sentido lógico espacio-temporal deberá ser apartado del lector, porque es un largometraje con contenido psicológico, pero no debemos olvidar que comparte espacio con el arte de la ciencia ficción y las secuencias tienen permitido ser atemporales.

Como base descriptiva retomaremos la figura de Donald Darko, contextualizando que esta figura es la de un adolescente con una enfermedad mental, pero que aun así es muy instruido y curioso por el conocimiento, y que busca la propia sanación en la intelectualización de su contenido psíquico. Todo esto se denota claramente representado en las primeras escenas de la película; una de ellas es cuando le habla a Gretchen sobre sus problemas emocionales y le comenta que había estado preso por quemar una casa abandonada, y las consecuencias que tuvo. Hace mención de estar pintando y escribiendo. Él tiene como finalidad escribir un libro en donde puedan entenderlo. Muestra la búsqueda de intelectualización de sus problemas emocionales. Freud se refiere a esto como un tipo de resistencia a la terapia, ocupando este mecanismo de defensa, como medio de fuga disociativa para no estar consciente de situaciones dolorosas en su pasado, donde la mera aproximación a ellos le produce un enorme displacer, entonces, se busca dar un sentido racional a lo que se siente para poder apartarse de la carga emocional que le provoca el recuerdo y así permanecer en control de ellas.

En conjunto al posterior shock producido por la muerte de Gretchen que termino por pavimentar el camino al estado grave de esquizofrenia psicótica que hacen de la película algo complejo en donde el protagonista es poseedor de un pensamiento existencial, que consigue hacer abstracciones llenas de sentido y que argumentan el pensamiento sobre su propia existencia sobre la muerte y el deseo latente de que ocurra. Él menciona: “confío en que cuando el mundo se termine pueda dar un suspiro de alivio porque habrá muchas otras cosas con las que ilusionarse”. A esto se suma el supuesto conocimiento de la fecha en que “el mundo terminaría”.

Al correr de los minutos Donnie manifiesta sus ideas en cuanto al simbolismo del contenido que, según sus amigos es el manifiesto de la sexualidad de los “pitufos”, expresando qué: “en primera, Papá Pitufo no creó a Pitufina. Gargamel lo hizo, ella fue enviada como espía con la malvada intención de destruir la aldea de los pitufos, pero la abrumadora bondad del estilo de vida de los pitufos la transformó. Y en cuanto a todo ese escenario sexual (Risa) ¡sería imposible! Los pitufos son asexuados, no tienen órganos sexuales bajo sus pantalones blancos… ¿Sabes? Eso es lo más triste de ser un pobre pitufo. ¿Qué sentido tiene vivir si no tienes sexo?”. Se puede inferir la importancia del sexo como sentido de vida, correspondiente a la etapa psicosexual genital presente en la edad del personaje y también al deseo reprimido de este, ya que aún no posee una vida sexual activa, lo que le provoca una sensación de estar castrado.

A travesando por la historia nuclear de Donnie, cabe señalar los hechos escénicos que permiten darle una explicación retrospectiva al análisis en cuestión, ayudados claramente por el género cinematográfico comandado por la ciencia ficción, en dónde el director le introduce un sentido teórico de los multiversos, la posible existencia de los agujero de gusanos como posibles caminos a los viajes en el tiempo y la consecuente dualidad de realidades tangenciales, en donde a pesar de tener las mismas propiedades físicas, no se corresponden a la realidad circunstancial gracias a la atemporalidad. Pero a pesar de ser un contenido muy llamativo nos daremos la libertad de atravesar desde la particularidad de Donnie directamente a la conformación del individuo a nivel intrapsíquico, en donde el “universo paralelo” será el resultado de la propia creación de una realidad alterna menos dolorosa para él, con la ayuda de ser un joven interesado en teorías del espacio tiempo, la literatura, el arte. Por ende, tiende a intelectualizar sus deseos reprimidos, entonces, sus alucinaciones también responden al contenido intelectual alojado en su aparato psíquico por sobre la esquizofrenia psicótica claramente manifiesta (también es mencionada una breve reseña del puntaje obtenido por Donnie al “juego de azar” o examen Iowa en donde se califica como intimidante).

Desmenuzando el contenido de este largometraje, encontramos diferentes hitos que responden a la teoría recién planteada. Los siguientes hechos ocurridos a lo largo de la cinta que lo comprueban son en primera instancia: la aparición a Frank del conejo terrorífico que predice el futuro, la cual es una alucinación y es una representación del deseo inconsciente de Donnie, si lo miramos en retrospectiva y no en el orden temporal tradicional de sucesos. Podríamos dilucidar que estas alucinaciones ocurren posteriormente a la muerte de su novia Gretchen, ya que más adelante la imagen de esta alucinación responde al hombre que la atropelló y que en consecuencia él le disparó en un ojo la noche de halloween, fecha que no concuerda con el designio de la alucinación que sería el 28 de octubre, fecha que tendría significado más adelante (el orden de la historia se basa en una serie de recuerdos de temporadas traumáticas en conjunto a la fase psicótica que presenta en la actualidad, dando el espacio para la aparición de detalles que solo ocurrirían de manera lógica si vemos la película analizándola de manera retrospectiva). La alucinación comienza en un estado de sonambulismo que lo levanta de la cama, lo salva de morir aplastado por una turbina, y este hecho produce que transcurra la historia en son del inicio de la relación con Gretchen desde cuando la conoce hasta cuando ocurre el accidente.

La búsqueda de conocer sobre viajar en el tiempo es para evitar ser salvado y morir aplastado por la turbina, así no conocer a Gretchen y evitar la muerte de esta, razón del dolor detonador de las alucinaciones. Entonces, lo plantea en una realidad en donde no solo él tiene la posibilidad de viajar en el tiempo, sino que los bucles también se encuentran en el pecho de cada persona y que tiene motilidad para guiarlo a tomar un instrumento (arma de fuego) que le permitirá dar un alivio de forma reaccionaria al momento del suceso mortificante. Por eso califica la “realidad” en donde él muere aplastado como “el fin del mundo” y como un suceso en donde él podrá descansar y dar la oportunidad para nuevas ilusiones (citado algunas líneas atrás), anclado a la analogía de que la destrucción es un nuevo comienzo. Sigmud Freud calificaba al inconsciente como un ente atemporal sin conciencia de realidad y regido por el principio de placer buscando en esta disociación eliminar la tensión displacentera, gracias a estas características son posibles los hechos anteriores. “Los procesos del sistema Icc. son atemporales, es decir, no están ordenados con arreglo al tiempo, no se modifican con el transcurso de este ni, en general, tienen relación alguna con él. También la relación con el tiempo se sigue del trabajo del sistema cc. tampoco conocen los procesos Icc. los miramientos por la realidad. Están sometidos al principio de placer; su destino sólo depende de la fuerza que poseen y de que cumplan los requisitos de la regulación de placer- displacer”*.

A partir de esto, la imagen del conejo está interpretada por el protagonista del hecho ocasionador, pero, como una proyección latente de su propia irá y deseo de destruirlo todo con tal de aliviar el dolor que le provoca la sociedad en la que está inserto, en conjunto del hecho traumático que le generó un sentimiento de culpabilidad al punto de desear viajar en el tiempo y haber muerto aplastado por la turbina del avión, evitar conocer a Gretchen y que ella permaneciera viva. Este mismo personaje “Frank” es protagonista de una escena importante y rica en contenido analítico, generando un dialogo celebre con Darko;

“-  ¿por qué llevas ese estúpido traje de conejo?

  – ¿por qué llevas ese estúpido traje de hombre?”.

La alucinación de Donnie representada por el hombre que había atropellado a su novia Gretchen se aparece en el cine cuando ocurre este diálogo, desmenuzando estas palabras se puede inferir que la representación disociada de su contenido psíquico lo invita a romper los límites del yo, al mencionar que la condición de hombre es tan diminuta como su traje de conejo, solo una envoltura insignificante, superpuesto a los límites de la realidad. Esta escena ocurre antes de que Donnie incendiara la casa de Jimm Cunningham, quien resultó ser un pedófilo, la utilización del fuego como método de destrucción no tiene la condición de piromanía ya que la meta pulsional de este acto no es sentir placer al incendiar, sino, usarlo de manera simbólica proveniente de la analogía que hizo del texto de Graham Green, “Hay quienes solo buscan ver al mundo arder”.

Como es fácil de apreciar esta película está repleta de contenido que nos va entregando pistas del objetivo ambivalente de entendimiento que nos da el director, como los factores accesorios tales como la cita y posterior analogía del libro de Green, el soundtrack de la película, las referencias bibliográficas sobre física cuántica, etcétera,  dando lugar a interpretar cada factor como individual del cumulo de datos que se expresan al detallar el comportamiento, dialogo y ambiente de la historia. Por ejemplo, cuando el profesor le explica sobre los agujeros de gusanos, y él pregunta “entonces, ¿para volver en el tiempo hace falta una gran nave o algo que viaje más rápido que la luz…”. Esas palabras denotan no solo su interés por los viajes en el tiempo, sino, también la directa curiosidad hacia los viajes al pasado no manifestó interés por viajar al futuro, a pesar de su supuesto conocimiento de que en el futuro próximo “acabará el mundo” el aun así manifestó un claro deseo sobre viajar al pasado. Más adelante en un dialogo entre Donnie y Gretchen, ella menciona “¿y si volvieras en el tiempo y borraras esas horas de sufrimiento y tristeza y las remplazaras con algo mejor?… como un set de diversión hawaiana”. Posterior a esta escena aparecen sus padres teniendo una conversación con su psiquiatra, quien les entrega el diagnostico, en donde hace mención del término “alucinaciones de día” en otras palabras existe una alucinación hipnagógica, lo que quiere decir que sufre de alucinaciones cuando se adentra al estado crepuscular del sueño, situado entre la vigilia y el sueño profundo, haciéndole creer al afectado que tiene conversaciones, realiza movimientos, etc**, lo que invita a hacer inferencia de que los escapes nocturnos solo sean parte de la alucinación, lo que permitirá la realidad posible en donde Donnie nunca salió de su casa y sí, muere aplastado por la turbina, pero el diagnóstico que hace posible la realidad latente durante toda la película es otro, en el que padece de alucinaciones en estado de sueño profundo, acompañado de sonambulismo.

 Lo que terminaría por ser el ocasionador de que el día del accidente con la turbina Donnie no se encontrará en su habitación, generando la cadena temporal que ya todos vimos en la película. Al ir llegando al final, ocurre una pequeña escena que da un giro inesperado y confuso; la hermana mayor de Donnie pregunta a una amiga por “Frank” quien le dice “creo que fueron por cervezas”, esto ocurre en el minuto 01:28. Pocas horas después se muestra a Donnie en una especie de transe en donde, comienza a ver los bucles de espacio- tiempo en el pecho de los asistentes a la fiesta, y se nota claramente despersonalizado.

En pocas palabras la historia representada en la película es la de un joven que tuvo sufrimientos abreaccionados en su infancia, lo que motivó su deseo de enriquecimiento intelectual, para poder racionalizar de manera lógica los hechos dolorosos y así disociarlos de él. Y al ocurrir otro hecho traumático provocó un sonambulismo (con ayuda de la medicación), detonando en brotes psicóticos, gracias al gradual desapego de la realidad que consiguió por una racionalización de los hechos tan extrema que generó la disociación de su propia realidad, relacionándola con la teoría de los multiversos, con el fin de crear para sí mismo una realidad menos dolorosa, en donde lo único que podría aliviar el dolor que sentía, es la muerte. Todo de una forma metafórica, llena de sentido, con referencias acorde al mensaje que busca transmitir. Para sustentar la idea fuerza de este ensayo citaré de manera textual a S. Freud [Sic] “(…) Por el otro lado, igualmente fácil nos resulta tomar, de nuestra previa intelección del mecanismo de la psicosis, ejemplos referidos a la perturbación del nexo referido entre el yo y el mundo exterior. En la amentia de Meinert- La confusión alucinatoria aguda, acaso la más extrema e impresionante de psicosis- el mundo exterior no es percibido de ningún modo. O bien su percepción es carente de toda eficacia. Normalmente, el mundo exterior gobierna al ello por dos caminos: en primer lugar, por las percepciones actuales, de las que siempre es posible tener nuevas, y, en segundo lugar, por el tesoro mnémico de percepciones anteriores que forman, como <<mundo interior>>, un patrimonio y componente del yo. Ahora bien, en la amentia no solo se rehúsa a admitir nuevas percepciones; también se resta el valor psíquico (investidura) al mundo interior, que hasta entonces subrogada al mundo exterior como una copia; el yo se crea, soberanamente, un nuevo mundo exterior e interior, y hay dos hechos indudables: que este nuevo mundo se edifica en el sentido de las mociones de deseo del ello, y que el motivo de esta ruptura con el mundo exterior fue una grave frustración {denegación} de un deseo por parte de la realidad, una frustración que pareció insoportable***.

El final de este largometraje es sumamente conmovedor, porque al retroceder el tiempo se muestra que el accidente de la turbina, es proveniente del avión en donde viajaba su madre y hermana pequeña, haciendo de este un accionar en efecto domino, en donde él muere y todos los personajes despiertan a la realidad consciente siendo participes todos con sus propias manifestaciones de deseos oníricos, de una especie de ensoñación colectiva, abriendo paso a una tercera realidad paralela.

* Freud, S., trabajo sobre metapsicología y otras obras, tomo XIV, 1914-1916, contribución a la historia del movimiento psicoanalítico, p.184.

** Capponi, R. (2005), psicopatología y semiología psiquiátrica. Santiago: Universitaria.

*** Freud, S., el yo y el ello, y otras obras, tomo XIX, 1923-1925, pp. 156-157

Clemm Abader

***

Sobre la autora:

Escritora emergente y autodidacta. Con un gran amor por la fotografía y literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s